1º Carta a la tía G.

Querida tía G. supongo que sabrá adivinar de antemano el motivo por el cual le remito estas pocas líneas con tanta urgencia. Ya sabe los antecedentes de “locura” que persiguen a nuestra familia desde tan remotas épocas, a veces pienso que en algún momento de la historia jamás escrito, algún encantador o demonio maligno echó cruel maldición sobre la genética de esta vasta y enigmática familia tan noble y reputada en toda la vieja Castilla.

Como ya sabe y está puesta en el tema desde tan largo tiempo y conoce a mi hermano y a todos sus sobrinos como la madre que los crío, no le resultará extraño que mi hermano el menor lleve tanto tiempo aislado en el corazón de las Hurdes, encerrado en su cabañita de mala muerte sin tener contacto alguno con ningún tipo de género humano o animal. Según me he enterado, pues como ya he dicho hará dos años que no comunica palabra ni da señas de su existencia, su cerebro ha sido manipulado por no sé qué clase de fantasía luciferina convenciéndole a él mismo de que posé desde los años más borrosos de su inocente y prehistórica memoria un gran talento para gobernar los números y que, por algún más trágico para nosotros que glorioso para él singular designio, ha sido elegido como los célebres Arquímides, Copérnico, Galileo, Newton, Einstein, Planck y otros tantos eminentes y privilegiados cerebros que ha parido la especie humana, para que junto con ellos alumbre de las entrañas recónditas de este caótico mundo la pura y absoluta verdad que en su esencia esconde.
Tales son los disparates y la paroxística locura en la que anda envuelto su entero y degenerado cerebro y por la que tanto yo como todos mis hermanos y amigos más íntimos nos sentimos tan afligidos y preocupados. Queridísima tía G. ¿qué ha hecho mi pobre hermano, de qué ha pecado para condenarse con tan inmerecido castigo? ¿Qué nuestra familia, tan devota y cristiana como para recibir del altísimo tan altísima desgracia? Se por lengua amistosa que hay testigos fidedignos que por curiosidad o accidental coincidencia pasaron no lejos de su antigua casa, extrañados los vecinos de lo lúgubre y vacía que les parecía aquel lugar, se acercaron con la intención de descubrir si había actividad tras los sucios ventanales donde bien imaginaban que vivía un gran matemático, pues escritas con tiza había en las ventanas fórmulas y fórmulas de las más indiscernibles y complejas operaciones que jamás se hayan visto escritas por una mente matemática. A los no tan poco expertos les parecía que entre ventana y ventana se mezclaban sucesivamente y sin ningún sentido aparente todas las ramas de las matemáticas, desde el más cifrado álgebra hasta la más perfecta geometría, desde la más mínima y simple cuenta hasta el más exacerbado análisis matemático, ni las mismísimas ecuaciones diferenciales de Maxwell, ni las complejas trasformaciones de Lorentz, ni el refinadísimo entendimiento de Hawking, hombre del cual se dice ser el más inteligente e inútil que haya existido nunca, podrían hacer sombra al simulado e insuperable ingenio, locura, paranoia y estupidez que sacude las neuronas de mi desgraciado hermano.
Queridísima tía G. con el don que Dios le ha dado dotándola de tan grande riqueza confío también en su buena voluntad y así mismo espero que usted, mi sin igual amada tía G., confíe en mis buenos pensamientos, pues con una cosa y la otra me parece sumar la ayuda suficiente para salvar a mi hermano de la inimaginable desgracia y podredumbre en la cual se encuentra, de tal manera que recobre todo su juicio perdido y recupere el buen carácter y la afababilidad de la que fue siempre tan digno. ¡Ay tía… ay! ¡qué dios nos salve y ampare a todos!

 Irineo Leonel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s