Hierro comercial

La antología frívola del ahora

se ha transformado

con el compendio de tiendas

en los templos comerciales.
En un etéreo retorno

de Ánimas con alma consumista.

Fotogenia mentira que engaña

de necesidades banales.
En espacios peregrinos

donde solo hay estruendos

del caminar cuyo  objetivo es la ganga.
Que a tí te tangan.
En este esqueleto de cemento,

cuyos órganos venden,

con las arterias saturadas

de personas vacías,

que fluyen por el cuerpo

alienado  del capitalismo.

Capea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s