Extraño

Las sinuosas mariposas de queso fundido revoloteaban alrededor del vinilo.

Solo la pulcredad  física de la materia inerte implica no querer engullir pizza. Insisto, una cromatulosa inexperta caza quinasas en un océano color metilo con ilusorios reflejos fosfatados. Ni la más subatómica de las brisas induciría a un error estético en el dulce néctar que de las musas besamos.

Sobriedad abrupta y quisquillosa;
llena de elocuencia,
engullida y disfrazada.

Involuntades tolerantes,
escépticas y arrogantes.
Insinuaciones, vocaciones;
susurros evocadores de ásperos colores.

[ Esbirros sin estribos
Ascendidos por tu escrito
inscrito en lo escondido. ]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s