Extrañado

Que extraño me siento,

!oh, mundo! en tu presencia.

Fútil mi existencia,

como la opinión de un necio.

Razones busca la cabeza

por saber que está.

Mientras, el corazón llora,

por saber que está.

¿Qué sabrá esta

de los agravios del corazón?

¿Qué , las letras

de un llanto, de una pasión?

Celoso miro a los árboles,

tan frondosos, tan felices.

Gustoso daría mis días

por la fuerza de sus raíces.

Pero heme aquí,

desarraigado.

En llanto desconsolado.

Con el camino por delante

y heridas en el costado.

¡Cómo lloraba antes

por un mundo decente!

Y ahora me rasco la frente

y miro para otro lado.

 

Ato G. R.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s