Tiempo

El tiempo,

ni lo entiendo

ni lo comparto.

De este

no soy partidario.

Lo siento

como cuerda, que arrastra.

Y  suelta, de modo incontrolable

medida exactamente, calculable,

contoneándose

en instantes mecánicos.

Látigo que fustiga

la vida de reloj

cada grano de día

de pensamientos lejos.

Latidos,

pequeños instantes,

vida,

aventuras menguantes.

Gracia ventura,

condena deseada.

Porque el fin del tiempo

no llama.

Capea

1 Comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s