Recuerdos de un estudiante en Salamanca

Todavía es buena hora para levantarse.

Son las 8:30 , la ciudad: Salamanca.

Hace frío hoy.

Café caliente y en compañía.

Te marchas a clase, a la rutina del estudiante, es procesión estudiantil matinal de estos días.

El campus está helado, el césped blanco como en las sábanas  que todos añoran estar revueltos.

Los árboles medio desnudos. Se ve levitar y caer, con cierta hermosura, las hojas.

No corre aire y estoy sentado inhalando y expulsando un humo tóxico, pero adictivo.

Hoy es otoño y en las bocas solo se ven salir palabras que se evaporan y desvanecen.

Capea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s