El Duelo y otros poemas


[El Hispano]

¡Oh pequeño Hispano!
¿Dónde has andado tú?
-desaparecido-
Allí está tocando su guitarra
española, y la seguirá tocando
como un ángel en la sombra.
¡Oh pequeño Hispano!
dos paquetes tienes
en uno ocultas los filtros
y en el otro, los papeles.
Loco ha de ser el músico
¡Loco lo será si es que no fuma!
¡Oh pequeño Hispano!
-Dice la señora henchida-
(tiene un coño inmenso
como el de una yegua,
que así la llaman,
coño negro y profano)
¡Oh pequeño Hispano!
¿Dónde has andado tú?
-desaparecido-
allí estará tocando la guitarra,
allí estará tocando
hasta que lo lleve la aurora.



[Derecho]

Será la lechera puta
como la ubre que estrujó,
será puta como la mañana,
como el verde y seco prado
donde me abandonó.
[El río es un murmullo triste
bajo este sol senil]
Dónde estará la lechera… “muuuhh”
quién me sacará la leche ahora…
“muuuhh”…”muuuhh” …”muuuhh”.


[En honor al poema del moho, supuestamente una de las peores poesías jamás escritas por un mexicano]
Se acabó la cerveza,
y que triste fue su despedida,
allí la última lata vacía
cual cadáver inservible.
¿Se trata, no obstante,
algo estúpido
preguntarse por qué?


[El duelo]
 
⸺¡Tú! ¡Qué joven y qué bravo,
            envuelto en trapos llevo,
            el corazón que perdisteis!
⸺¿Yo muerto? ¿Por qué?
 
⸺Por una apuesta, un duelo…


⸺¿Dónde?
 
⸺Allí donde el tren se pierde.


¡Allí a quemarropa!
¡Allí tendido!
 
⸺¿Y cómo?

⸺Sobre el raíl, en el cruce de caminos,
            junto al diablo
                        muerto te encontré…
 
⸺¡A la mañana graznarán los cuervos…!


⸺Recoge tu sombrero, vamos, es tarde.


⸺Todavía huele a plata,
 mi pecho cosido a balas.

⸺De tres tiros te mataron,
 joven y bravo Valverde.


[La Calavera]

Sobre la mesa de madera,
iluminada tenuemente por la débil 
luz de una vela, reposa mi calavera.
Entre los dientes sujeta una rosa negra,
y sus cuencas vacías me miran en silencio.

[Ella]

Si tuviera algo que decir, algo serio.
Pero ni tú ni yo estamos en condiciones
de decir nada, una franja nos separa
como un abismo.
En esta tierra de nadie habitan mis cartas,
donde lo único ciertamente agradable es el olvido,
el cadáver sigue alimentando a los gusanos
y sobre la nada que nos queda florecen todavía lirios.
Cuando yo hablo obtengo por respuesta el silencio,
como si yo fuera el grito desesperado del hombre y tú el silencio
indiferente del mundo. ]

[Diego]

¡Oh! amigo infinito,
te he visto tan borracho
que los sé tan cierto
como que yo también lo estaba.
Dices, gran amigo, que eres feliz,
que lo has dejado todo:
tu negocio, tu mujer y tu niña.
Tan feliz eres ¡gran amigo!
que con los ojos hundidos
te he visto cada noche
por todos los bares
con el ceño fruncido.
Cómo crece tu negocio:
próspero como una planta,
qué joven tu mujer
y qué feliz tu niña.
¡Tan bien les va la vida
desde que te fuiste!

[Patria]

País de cuervos, negros cuervos que sobrevuelan el país,
Hermoso país atestado de cuervos.
¿Quieren robarme mi país y venderlo al extranjero?
¡Oh hermosa España emblemática y conquistadora!
¿Por qué tan estúpida y ciega?
¡Qué dorados son tus campos castellanos!
¡Qué fructífero el aceite y la pata del marrano!
Pero maldita estás España mía, rota por dentro.
Rajada.
Y las nubes cubren el sol: “corral nublado”.
los campos cercados por pantanos,
y la moral vestida de sotana
y el crucifijo desde la sopa hasta la cama.
España que grande eres y qué bien mientes,
ESPAÑA país de ladrones y jumentos.
España si aún puedo llamarte (mi)país con orgullo,
¡tensa la soga, tensa la soga para el asno y para el cerdo!


IRINEO LEONEL
 
 
 
 
 
 
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s