La bola


La tristeza instauró

en ti el invierno.

Nevando copos de inseguridad y pena

creando una bola de desidia

que te hace correr delante de ella.

Ahora que vas cuesta abajo

y no puedes subir hacia arriba

dónde están los problemas,

qué temes más que el frío

del que estás siendo parte.

Yo te doy mi mano

regalándote un cerilla

tú puedes encenderla o tirarla.

Aunque tus (in)acciones

pueden influir en la bola

No lo permitas, o te arrollará.

Cambia de sentido

enciéndete de valor y fuerza

ve al revés.

Para que un día

de la bola

te puedas deshacer.

Capea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s