El aventuroso

            Llevaba tres cervezas y todavía no conseguía quitarme aquel asqueroso sabor de la boca. Había estado paseando por la ciudad. De nuevo, buscando una aventura. Esperando que algún suceso emocionante me encontrase y me zarandease hasta calentar la sangre de mis venas, o detener por completo aquel monótono latido… Sigue leyendo El aventuroso

Un día en el río…

Por aquello de que “la comedia es tragedia más tiempo”, me veo no solo con el privilegio de poder contar esta historia en primera persona sino, además,  con el de poder contarla, ya pasado el tiempo, “cómicamente”. Toda comedia ofrece una situación en la que el patetismo de los personajes les sitúa por debajo de aquel o aquellos que la contemplan,… Sigue leyendo Un día en el río…

El aventurero

        Preferí volverme andando. Tuve que elegir entre el retorno seguro pero aburrido del taxi, y la intranquila caminata de veinte minutos bajo el peligro de ser sorprendido por algún malhechor. Escogí la aventura.

En el metro

      La historia que voy a contar no tiene precedente en mis memorias, ni en las memorias de nadie que haya conocido. La verdad, no sé muy bien cuál fue la causa de esta, ni siquiera estoy seguro de haberla vivido de verdad; pues bien podría haber sido una de las muchas historias… Sigue leyendo En el metro

Nosotros los noble

“¡Nosotros los noble, nosotros los buenos, nosotros los bellos, nosotros los felices!” F. Nietzsche.

La desaparición de “C” (categoría: transformaciones. 2015)

  Hacía varios días que no veíamos a nuestro compañero C. Cosa que era de extrañar, ya que vivíamos en el mismo piso. Varias veces habíamos tratado de contactar con él llamándole a voces desde el otro lado de la habitación e incluso, aporreábamos la puerta de su cuarto durante varias horas seguidas sin conseguir… Sigue leyendo La desaparición de “C” (categoría: transformaciones. 2015)

Carta de un asesino a la familia de la víctima

Mi nada estimada familia Duarte, Yo, Marqués de Salor y asesino confeso de su querida hija, he sentido la necesidad de daros una explicación sobre mis actos. Empezaré diciendo que esta no es una carta de arrepentimiento; soy una persona coherente consigo misma, por lo que nunca en la vida he sentido tal cosa. Si… Sigue leyendo Carta de un asesino a la familia de la víctima

Juan Currante

  A esas alturas, Juan ya sabía serle esquivo al tedio que acarreaba su vida rutinaria. Otro, en su lugar, hubiese preferido acabar colgado de una soga antes de despertarse un día más encarnado en semejante criatura desdichada. Pero Juan Currante ya no se permitía sentir nada y, como aquellos virtuosos de las religiones ascéticas… Sigue leyendo Juan Currante

Extraño

Las sinuosas mariposas de queso fundido revoloteaban alrededor del vinilo. Solo la pulcredad  física de la materia inerte implica no querer engullir pizza. Insisto, una cromatulosa inexperta caza quinasas en un océano color metilo con ilusorios reflejos fosfatados. Ni la más subatómica de las brisas induciría a un error estético en el dulce néctar que… Sigue leyendo Extraño

Despertar

Se sentía horrible. Rodeado de la mierda que embadurnaba todas las partes de la habitación. Todo es superfluo y cuando el leve tacto de nuestras yemas soba las formas inertes de nuestro entorno, la existencia intenta inundar el mundo. Solo intenta pues, solo el suave aroma del tabaco le parecía real. Los ondulantes humos, trepadores… Sigue leyendo Despertar